Tratamientos Anti Acne

Remedios Caseros Anti Acne


Remedios caseros para evitar el acné

Remedios caseros para evitar el acné

Los aceites esenciales
Una lista de varios aceites esenciales que deberás conocer para evitar el acne de forma casera y exitosa.

Cómo quitar el acné con aceites esenciales

Introducción:

Los aceites esenciales nos servirán de gran ayuda en la batalla contra el acne. Utilizados en forma pura o diluidos con algún aceite base o vehicular, los aceites esenciales deben ser usados en forma tópica para aliviar el acné suave a moderado.
A la hora de hacer una elección entre que aceite utilizar, se debe tener en cuenta tu tipo de piel, el tipo de acné que tienes, y si el aceite de tu elección va ser diluido antes de empezar a usarlo.
Ciertos tipos de aceites esenciales no deben pueden ser utilizados en su concentración pura, y si o si debes seguir las indicaciones que trae el mismo. Como una regla general e importantísima: Mientras más sensible sea tu piel, más diluido deberá estar el aceite.
Cuando empieces a usar un aceite esencial sobre tu piel, será importante elegir un aceite vehicular que no obstruya tus poros. Como el aceite de semilla de uva que es una excelente opción para la aplicación en nuestro rostro.

Precauciones
El uso de aceites esenciales puede acarrear grandes consecuencias problemáticas durante el embarazo, inclusive cuando estos sean aplicados externamente.
Se deberá consultar a un experto en medicinas homeopáticas tanto para su uso prenatal como también así postnatal.
También hay que tener en cuenta que los aceites esenciales pueden ser muy fuertes, y no deben considerarse como medicinas alternativas “livianas” para al cuidado de la piel y la prevención del acne.
Como sucede con cualquier tratamiento para combatir el acné, si se produce un brote o una irritación o infamación a causa de de su uso, se deberás dejar el tratamiento al instante y acudir al medico de inmediato.

Aceite de árbol de té
Este aceite de árbol de té es un poderoso antibacteriano y, en consecuencia, es muy bueno para combatir el acné como también para limpiar heridas en general.
También, alivia irritaciones, urticarias y quemaduras, disminuye el acné y la caspa, y hasta puede combatir las verrugas y otras infecciones fúngicas.
Las probabilidades de curar de este aceite lo posicionan como uno de los mejores aceites esenciales y remedio casero para tener en tu botiquín de primeros auxilios.
En el tratamiento del acné, este aceite actúa en forma rápida y logra quitar las imperfecciones de la piel al tiempo que disminuye el malestar en el área afectada.

Aceite de bergamota
El aceite de bergamota tiene un aroma que da vida a nuestro cuerpo reanimándolo y se combina armoniosamente con otros aceites, de esta manera se convirtió en una ideal contribución para muchos preparados de tratamientos antiacné.
La bergamota tiene propiedades antibacterianas y secantes, por lo que se convierte en un tratamiento ideal para las manchas existentes en la piel. El suave olor a cítrico tiene un efecto de calmante sobre la mente y el alma.
Deberás tener cuidado al usar este aceite de no estar en su concentración pura excepto que te lo haya indicado un profesional homeopático.

Aceite de clavo
El aceite de clavo es un potente aceite esencial, que tiene propiedades purificantes.
Si no esta diluido es muy irritante, por lo que se tendrá ser mezclado con otra clase de aceite más amistoso con la piel como el aceite de semilla de uva.
Algunos personas decidieron a utilizarlo como un tratamiento localizado para el acné persistente, pero esto no suele ser bueno, ni mucho menos recomendado por los profesionales de la salud.
Cuando al aceite de clavo se lo diluye, se puede usar sobre la piel aplicándolo para combatir brotes inminentes o ya existentes.
Es un aceite fuerte y tiene un rápido accionar. No debe ser usado en su concentración máxima sin el permiso de un homeópata licenciado.

Aceite de lavanda
El aceite de lavanda ya conocido por sus propiedades antibacterianas y relajantes.
Es ideal para los tratamientos preventivos contra el acné, y es muy eficaz a la hora de prevenir brotes mientras que al mismo tiempo limpia las manchas tan comunes en las pieles con tendencia al acné.
El aceite de lavanda es fuerte y debe ser diluido antes de ser usado sobre la piel. Hay que tener sumo cuidado de usarlo sin el consentimiento de un homeópata licenciado.

Aceite de palo de rosa
Este aceite esencial es un poderoso aromático y es muy bueno para personas que tienen la piel aceitosa. Cuando se lo aplica en forma tópica ayuda a disminuir notablemente la producción de cebo.
Por consiguiente, bajan los brotes asociados a la piel aceitosa. Para las personas de piel seca o sensible, no se recomienda este aceite.
Sus grandes propiedades lo hacen perfecto para el tratamiento de los barros y puede ser utilizado en reiteradas ocasiones sobre las áreas mas afectadas por acne.